Riqueza: Análisis de Los Secretos de la Mente Millonaria de T. Harv Eker.

Riqueza

Este libro nos explora a todos inconscientemente con patrones de comportamiento relacionados con la riqueza. Según el autor, estos patrones de comportamiento se aprenden en la infancia y provocan que tengamos una mala relación con el dinero.

El objetivo del libro es, por lo tanto, darnos a conocer los patrones de pensamiento de los ricos y hacer que desarrollemos una mentalidad millonaria.

Si tenemos creencias limitantes con respecto al dinero, nunca conseguiremos ser millonarios. Por eso, tenemos que cambiar nuestros pensamientos y patrones en relación con el dinero, sino nunca lograremos el éxito y la riqueza que queremos.

Los pobres no quieren ser ricos. El dinero les da miedo. Su mente está programada para temer la riqueza. Por lo tanto, sin saberlo, alejan toda oportunidad de ganar más dinero. Algunas creencias restrictivas que nos impiden alcanzar la riqueza son:
● Miedo a perderlo todo.
● Creer que los ricos son malos
● Temor a que los demás nos envidien.
El libro se divide en dos partes: “el patrón del dinero” y “los archivos de la riqueza”.

Riqueza

El patrón del dinero

Esta parte del libro trata sobre la forma en que pensamos sobre el dinero. Como hemos visto antes, nuestros pensamientos sobre el dinero y la riqueza suelen estar relacionados con los pensamientos que escuchamos en la infancia. Los pensamientos producen emociones y las emociones, a su vez, nos impulsan a tomar acciones efectivas.

Los archivos de la riqueza

En este libro, el autor explica las 17 formas de pensar que distinguen a los ricos de las personas que no pueden enriquecerse. Estas son las principales:

1. La gente rica piensa: “Yo creo mi vida” La gente pobre piensa: “La vida es algo que me sucede”

Harv Eker explica que, si queremos ser ricos, debemos controlar nuestras vidas. Es común que las personas pobres se pongan siempre en el papel de víctima, responsabilizando a otros por lo que no funciona en sus vidas.

2. Los ricos juega al juego del dinero para ganar. La pobre gente juega al juego del dinero para no perder

Los ricos intentan enriquecerse en permanencia para tener cada día un patrimonio mayor al del día anterior. Entre otras cosas lo consiguen ya que se marcan objetivos financieros muy ambiciosos.

Las personas de clase media y baja en cambio se conforman con ganar lo suficiente para pagar las facturas y llegar a fin de mes. Y, por desgracia, debido a la ley de la atracción, si no aspiras a ganar más, seguirás viviendo con lo justo.

3. La g rica se compromete a tener riqueza. Los pobres desearía ser rica

Si no sabemos lo que queremos, nunca vamos a lograrlo. Si queremos ser ricos, tenemos que esforzarnos y comprometernos a alcanzar la riqueza. De lo contrario nos quedaremos por el camino y nos conformamos con una vida mediocre en términos financieros.

4. Los unos piensan en riqueza. Los otros pobre piensa en pequeño

El miedo, muchas veces, impide que pensemos en grande. Si queremos ser ricos, debemos pensar en grande. De lo contrario, como ya hemos dicho, nos conformamos con lo justo para vivir una vida modesta.

5. La gente rica se centra en las oportunidades. La gente pobre se centra en los obstáculos

Donde los pobres ven obstáculos, los ricos ven oportunidades de generar riqueza. Aquí, T. Harv Eker enfatiza mucho en la importancia de crecer como persona puesto que de esta manera lo que nos parecían anteriormente problemas muy grandes ahora los veremos como problemas insignificantes y de fácil solución.

De nuevo, todo está en tu mente, y si no tienes una mente millonaria nunca conseguirás alcanzar la riqueza.

6. Unos admiran a otra gente rica y próspera. Otros pobre le molesta la gente rica y próspera

Las  personas pobres suelen pensar que los ricos son malos y egoístas. Pero hay muchas personas muy ricas que son tremendamente generosas y bondadosas, al igual que hay personas pobres que son terriblemente egoístas.

Por lo tanto, las personas son buenas o malas independientemente del dinero que tengan y, consecuentemente, una persona buena va a seguir siéndolo cuando sea rica, mientras que una persona mala lo seguirá siendo cuando sea rica.

7. se relaciona con personas positivas y prósperas. La g pobre se relaciona con gente negativa y sin éxito

Las personas rica se rodea de personas exitosas que, además de ser positivas y entretenidas, les abrirán las puertas hacia un éxito todavía mayor.
En cambio, los pobres prefieren estar rodeados de «perdedores» y de gente que no hace otra cosa que quejarse de su situación en vez de intentar cambiarla.

8. Unos ricos son más grande que sus problemas. Varios pobres son más pequeña que sus problemas

Ricos no se quejan de los problemas, sino que se centran en encontrar la solución y poder seguir avanzando en la vida. Los pobres en cambio se limitan a quejarse de sus problemas, lo cual hace que se queden estancados.

T. Harv Eker explicó en el libro «El secreto de un millonario» que, las decisiones que escuchamos en la infancia son relevantes para nosotros actualmente. Las decisiones que se toman tienen un gran impacto.

Por ello, Eker afirma que es importante descubrir las creencias restrictivas que tenemos y tomar medidas para cambiarlas lo antes posible. De lo contrario, continuaremos guiados por creencias que nos permitirán autodestruir el éxito y ganar riqueza en nuestras vidas.

Es muy recomendable para todas las personas que quieran cambiar su relación con el dinero, o incluso empezar a invertir o emprender un nuevo negocio, porque este libro hará que lo hagas con la mentalidad adecuada. Por lo general, tener la forma correcta de pensar, es tan importante como tener los conocimientos técnicos necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *