Éxito : Análisis de “ El factor X ” de Camilo Cruz

éxito

La fórmula para lograr el éxito

Éxito :  El Dr. Camilo Cruz, es un conferencista latino , es considerado uno de los más altos exponentes en el campo del desarrollo personal.

El Factor X es un libro sumamente interesante, propone como método para alcanzar el éxito – no solo en los negocios sino en todas las áreas de la vida de los individuos .

Primero se define claramente el objetivo y se concentran todos los esfuerzos en él de manera constante.

Debemos asegurarnos que las acciones que realicemos en nuestro día a día nos estén acercando de una u otra manera a nuestro objetivo.

El autor hace énfasis en que, en su gran mayoría, las personas estamos con tantas urgencias y crisis que no tenemos tiempo para planificar, siendo nosotros mismos .

Si no estamos trabajando bajo un plan estamos dejando a merced de las circunstancias externas nuestros resultados, renunciamos a ejercer el control.

El debate más común que menciona que es: “tener que hacer lo que cree que debe hacer” y “soñar con hacer lo que verdaderamente quisiera hacer”.

La importancia del hoy es que es lo único que podemos controlar, el ayer ya pasó (hay que aprender de él) y el mañana es incierto.

Identificar un norte para el rumbo de nuestras vidas nos orienta en la toma de decisiones. El éxito está en tener una absoluta claridad de metas, sueños y objetivos.

Definir nuestra “misión personal”. Una meta definida necesita de un propósito que le motive a lograrla.
Ej. Alfredo Nóbel, creador de explosivos, redefinió su misión y concibió la idea del premio Pro-paz como resultado de haberse tomado el tiempo para redefinirse.

Debemos ser conscientes de nuestros sueños para poder alcanzarlos y hay que soñar en grande.

Dedicar el tiempo suficiente a escribir tus metas, aspiraciones, y sueños es importante para tener metas claras.

Es necesario tener una visión a largo plazo, cómo nos gustaría llegar a ser. Por el contrario no hay motivación que nos lleve a hacer un mejor uso del tiempo.

Es interesante también el enfoque que el libro plantea sobre “el horizonte del tiempo” a qué tan largo plazo planea su vida cada persona.

La gente exitosa ve sus triunfos al final del tiempo como todo un proceso que logró su objetivo.

Por otro lado las personas sin visión ven los fracasos como eventos sorpresivos.

La amplia visión del futuro nos hace PROACTIVOS y no REACTIVOS que es cuando las cosas nos toman por sorpresa.
Ser proactivo es tener la capacidad de analizar una tendencia, anticiparse a ella y transformarla.
Stephen Corvey menciona que HAY QUE TOMAR LA INICIATIVA PARA RESPONDER A LAS SITUACIONES.
Es tomar responsabilidad de hacer que las cosas pasen.

La persona Proactiva evalúa, soluciona, pide ayuda, toma decisiones y haciendo uso de sus capacidades puede inclusive cambiar sus condiciones externas.

De ahí la necesidad de definir que es lo realmente importante de hacer – planear y manejar todo lo que podemos controlar.

El hecho de que no haya alguna crisis o problema en algún área de nuestra vida NO quiere decir que todo ande bien, ese es el momento ideal para planificar .

Ante situaciones que definitivamente no podemos controlar lo que debemos hacer es no permitir que ellas nos controlen.

A veces confundimos cuando alguna situación podemos o no controlarla y generalmente es en momentos de crisis o necesidad.
Para ser una persona decidida y enfocada se deben tener definidas claramente las metas. Un bajo porcentaje de personas han escrito alguna vez sus metas.

Para evitar que las metas se queden en ideas hay que establecerlas, priorizarlas, ponerles fechas definidas.
LAS PERSONAS QUE SOLO SABEN CÓMO LOGRAR SUS METAS, GENERALMENTE TERMINAN TRABAJANDO PARA LAS QUE SABEN POR QUÉ LAS QUIEREN LOGRAR.

El secreto del éxito no está en trabajar duro sino en trabajar inteligentemente, debe haber una coherencia entre lo que hacemos y lo que buscamos alcanzar.

Si analizamos lo que hacemos a diario, debería de coincidir con las metas que nos hemos propuesto, si no el trabajo que estamos realizando a pesar de ser duro y constante .

 

éxito

¿ Cómo debemos alcanzar los objetivos ?

 

Para verificar si estamos trabajando inteligentemente el autor ha diseñado una fórmula para lograrlo :

1: Identificar tu norte: Hacer una lista de sueños y metas por realizar, priorizar y escoger las tres que tendrían más impacto positivo en su vida si las lograra.
2: Examinar la realidad actual: Hacer un recuento de todas las actividades que hice durante el día, desde que me levanto hasta dormir.
3: Determinar la correspondencia entre ambas: Es aquí donde se unen los pasos anteriores y se determina cuántas de las actividades diarias se hacen con el propósito de alcanzar alguna meta o sueño .
“Recuerde que la vida es la sumatoria de todas las decisiones que toma a cada día”
Para tener control de las actividades diarias, es necesario diferenciar lo importante de lo urgente.
Lo importante es lo que se apega a tus metas, valores y sueños; lo urgente es lo que exige de una persona atención inmediata (no necesariamente es importante).
Se deben priorizar las actividades según su importancia, así nos acercamos a nuestras metas.
El autor señala que la verdadera clave de la acción enfocada consiste en asegurarnos que nuestras actividades diarias reflejan nuestras prioridades más importantes.

Curiosamente pasa todo lo contrario, es muy frecuente que concentremos nuestros esfuerzos y trabajo diario en tareas sin objetivos ni importancia.

Tenemos la capacidad de escoger lo que queremos hacer y se debe tomar la decisión de hacer aquellas pocas actividades que en realidad aporten en nuestra vida y lograr el éxito.

La regla del 80/20 se basa en la teoría de Wilfredo Pareto, quien analizó que el 80% de la riqueza estaba en manos de un 20% de la población;

La teoría de Joseph Juram aplica el mismo concepto para las actividades que realizan las personas.
Según Juran, el 20% de las actividades que una persona realiza producen un 80% de los resultados, esto significa que las personas deben invertir su .

Para una empresa, significa invertir prioritariamente en aquello que genera más utilidad.

También podemos aplicarlo para nuestras relaciones personales; es importante rodearse de personas positivas y alejarse de personas negativas y sin éxitos.

El arte de saber decir ¡no! La palabra NO es una palabra muy sencilla, significa negación; sin embargo parece ser una de las palabras que más nos cuesta decir.

Esto no significa que hay que ser grosero, irónico, o arrogante y mucho menos mentir, se puede decir NO con toda educación y sinceridad.

Otro problema frecuente que limita alcanzar metas y tener éxito es el llamado síndrome del mañana.

Este síndrome consiste en dejar todo para mañana e ir posponiendo aquellas cosas que nos parecen difíciles o no nos gustan.

Aunque estas tengan gran impacto para conseguir nuestras metas; y éxito soñado por otro lado hacer lo que nos requiere menos esfuerzo.

Nada nos garantiza que podamos tener mañana el tiempo que no tuvimos hoy para atender temas prioritarios.

El perfeccionismo es otro de los obstáculos que encontramos a la hora de elegir las actividades que realizamos día a día el perfeccionismo en algunas ocasiones nos ayuda alcanzar el éxito.

Mucho se confunde el pensar que el perfeccionismo es una cualidad positiva, en realidad no es en absoluto una virtud.

El perfeccionista quiere que todo sea de cierta forma perfecto, sino va a ser así prefiere no realizarlo.

Es así como el perfeccionista no alcanza sus metas. Es más importante iniciar una actividad e irla mejorando en el proceso, que no iniciar por esperar a estar calificado para hacerla.

El perfeccionista se vuelve lento, poco eficiente y no logra lo necesario porque no trabaja en equipo, dado que sólo él/ella puede realizar dicha actividad como se debe.
Es por ello que debemos cuidarnos de no caer en la trampa del perfeccionista.
El verdadero enemigo del éxito es la mediocridad, y su expresión más clara son las excusas.
Tanto los demás como usted mismo pueden llegar a creerlas y podrán así salirse con la suya de no hacer las cosas.
Las personas que utilizan excusas no se responsabilizan por su falta de éxito y culpan a cualquiera o lo que sea.
Olvídese de las excusas y busque la forma de perseguir el éxito
Pasando al tema de cuáles características sí nos acercan a nuestras metas el autor hace énfasis en las siguientes:
La productividad – aumenta cuando reducimos los costos de los recursos utilizados o bien cuando aumentamos los resultados manteniendo los recursos utilizados.
La eficiencia y la efectividad – la primera nos lleva a cumplir un objetivo específico lo más rápido posible, mientras que la segunda lleva detrás un plan.
La tecnología que ayuda a cumplir las operaciones nos hace eficientes y no necesariamente eficaces.

Otra idea que plantea el autor es sobre la “ley de la atracción es ideal” que establece que todo atrae su igual, cada persona tiene virtudes, debe enfocarse en ellas.

Lo que cada persona debe hacer es enfocarse en sus virtudes y fortalezas mientras trabaja en superar poco a poco sus debilidades.

No hay que recordar los buenos o malos momentos de años atrás ya que esto no nos permite enfocarnos en el hoy y alcanzar el éxito.

La gente mucha veces pasa pérdida en el tiempo, y con esto se intenta decir que cuando están laborando están pensando en el poco tiempo que están con las familias.

Aunque están con la familia piensan en todo el trabajo que tienen para mañana, por lo tanto ni una ni otra cosa hacen bien.

En síntesis, lo que intenta el autor es dejar claro que la vida se vive minuto a minuto y lo que importa es el hoy que es el único día del que tenemos control.

Debemos de enfocarnos lo máximo en aprovechar cada día en algo productivo.

La organización no asegura el éxito, pero sí puede hacer fracasar hasta a la mente más brillante.
La lista de deberes o tareas para cada día, debidamente priorizada según su importancia, se debe empezar a realizar según el orden.

Para realizar esta lista es importante identificar en qué tiempo se es más efectivo, creativo etc., para así otorgar tareas que requieran de esas habilidades.
Cada noche es importante preparar la lista del día siguiente.

Los resultados reflejan el logro de un objetivo medible y específico, mientras que una simple actividad es aquella táctica, tarea o labor que utilizamos para cumplir el objetivo.

Para finalizar, es muy importante tener cuidado a la hora de planificar, el analizar mucho la toma de una decisión llega a ser uno de los principales factores para que un líder fracase.

Se hace referencia comparativa al mandato: preparen, apunten, y fuego, que utilizaban los militares.
Es fundamental e importante prepararse y analizar lo que se va hacer, luego apuntar – ver y enfocarnos a los objetivos – y por último disparar, que se refiere a ejecutar el plan.
EL EXCESO DE ANÁLIS PRODUCE PARALISIS.

éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *