Convicción: Análisis de Piense y Hágase Rico de Napoleón Hill

convicción

Está entrada se trata del libro Piense y Hágase Rico por Napoleón Hill que fue publicado en 1937, y a pesar de más de 80 años esta es una de las lecturas más relevantes hoy en día respecto a libertad financiera. Que te dará convicción de generar riqueza.

1. El deseo. El punto inicial de todo logro

No hay limitaciones para la mente excepto las que aceptamos. Debemos tener la convicción de que la pobreza y la riqueza son vástagos del pensamiento.

Así mismo, Todo el que gane en cualquier esfuerzo debe estar dispuesto a quemar sus barcos y eliminar toda posibilidad de retirada. Solo de esta manera se puede mantener con convicción la mentalidad conocida como un fuerte deseo de victoria, que es esencial para el éxito.

Todo el que haya alcanzado la edad para comprender por qué existe el dinero, quiere dinero. No basta con acumular riquezas. Por lo cuál, si desea la riqueza, planifique métodos de adquisición, y ejecute estos planes con perseverancia para no aceptar el fracaso.

Método para convertir el deseo en su equivalente monetario:
● Determine la cantidad exacta de dinero que desea.
● Determine lo que propone dar a cambio.
● Establezca un plan.
● Escriba un enunciado con: cantidad de dinero a conseguir, tiempo límite, qué dará a cambio y descripción del plan.
● Leer el enunciado dos veces al día.

Debe darse cuenta de que todos los que tienen fortunas primero han soñado, deseado, planificado y tenían la convicción antes de haber adquirido dinero.

Hay una cualidad que debe poseer, y es el propósito, el conocimiento exacto de lo que uno quiere, y un deseo ardiente de poseerlo. Tenga convicción en sus sueños y no haga caso de lo que los demás puedan decir si usted se topa en algún momento con dificultades.

El estado mental debe ser la convicción, y no la mera esperanza o anhelo. La mente abierta es esencial para creer.

convicción

2.- La fe

Entre las principales emociones positivas, las emociones de fe y amor son las más poderosas. Es muy importante que debes estimular las emociones positivas como fuerza dominante en tu mente para diluir y eliminar las emociones negativas.

Las batallas de la vida no siempre son a favor de las personas más fuertes o más rápidas. Sin embargo, tarde o temprano estarán sesgadas hacia quienes creen que pueden hacerlo. La riqueza comienza con una idea, y el número está limitado solo por la persona que inició esa idea en su mente. Faith elimina estas restricciones.

3.- La autosugestión

Cada adversidad, cada fracaso y cada angustia llevan consigo la semilla de un beneficio equivalente o mayor. Al permitir que los pensamientos dominantes permanezcan en la mente, el principio de autosugestión llega al subconsciente e influye en pensamientos a través de él.

Las palabras indiferentes, recitadas sin emoción, no afectan la mente subconsciente. A menos que aprenda a llegar a su mente subconsciente con convicción o palabras, no obtendrá resultados apreciables.

Al imaginar el dinero que pretende acumular, asegúrate de proporcionar servicios o proporcionar bienes por los que tiene la intención de cambiar dinero. La transformación del deseo en dinero requiere el uso de la autosugestión, a través del cual las personas pueden llegar al inconsciente e influir.

convicción

4.- El conocimiento especializado

El conocimiento no atraerá dinero a menos que esté organizado y guiado, a través de planes de acción para lograr el propósito de acumular dinero. Una persona educada no es alguien que tenga una gran cantidad de conocimientos o experiencia general.

Una persona educada es quien ha cultivado su propio poder de pensamiento para adquirir cualquiera de sus pensamientos sin infringir los derechos de los demás.

La acumulación de una gran riqueza requiere fuerza. Sin embargo, está se obtiene a través de conocimientos especializados y organización, pero este conocimiento no pertenece necesariamente a la persona que acumula la riqueza.

La competencia implica imaginación, una cualidad necesaria que combina conocimientos e ideas profesionales en forma de un plan organizado, destinado a realizar la riqueza.

5.- La imaginación

Las ideas son fuerzas intangibles, pero tienen más poder que el cerebro físico en donde nacen.

La imaginación es el taller donde se plasman todos los planes creados por el hombre. Al impulso, al deseo, se les da forma, perfil y acción mediante la ayuda de la facultad imaginativa de la mente.

Así mismo, Las ideas son el punto inicial de todas las fortunas. Estas ideas son productos de la imaginación. Para alcanzar la riqueza, la convicción es necesaria.

La riqueza, cuando aparece en grandes cantidades, nunca es sólo como resultado del trabajo duro. Cuando aparece, la riqueza es el resultado de exigencias definidas, basadas en la aplicación de planes definidos, y nunca se debe a la suerte ni al azar.

6.- La planificación organizada

El éxito no exige explicación, el fracaso no tiene excusa.

Si el primer plan que adoptó no tiene éxito, reemplácelo por uno nuevo; si este no funciona, vuelva a cambiar, hasta que encuentre uno eficaz. Los fallos temporales son diferentes de los fallos permanentes.

El fracaso solo demuestra que el plan no es bueno. Debe comprender tus debilidades para superarlas o eliminarlas por completo. Debe comprender su fuerza para atraer la atención de las personas al vender tus servicios. Sin el cerebro que lo controle, el dinero siempre es peligroso.

Sin embargo, si se usa correctamente, es el elemento básico más importante de la civilización. Solo hay una forma de acumular y mantener la riqueza, y es proporcionar servicios útiles y crear constantemente necesidades ficticias.

7.-Decisión

Las personas que no logran acumular dinero, tienen el hábito de tomar decisiones, de modo lento, y de cambiar esas decisiones con rapidez a menudo. Si te dejas influir por las opiniones cuando tratas de tomar decisiones, no tendrás éxito en nada, y tampoco en transformar su deseo en dinero.

Quienes toman decisiones con rapidez y de un modo definitivo saben muy bien lo que quieren, tiene convicción en lograrlo y en general lo consiguen.

8.- Perseverancia

La perseverancia es un factor esencial para el procedimiento de transformar el deseo en su equivalente monetario. El fundamento de la perseverancia es la fuerza de voluntad.

Son las personas cuyos deseos se aplican de un modo perseverante, que la derrota acaba por transformarse en victoria.

La gente se niega a correr riesgos en los negocios porque temen a la crítica que se les haría si fracasaran. En tales casos, el temor a la crítica es mucho más fuerte que el deseo de alcanzar el éxito.

La única casualidad en la que se puede confiar es aquella que uno ha sabido labrarse a sí mismo. Y eso es algo que se alcanza mediante la aplicación de la perseverancia.

9.- El poder del trabajo en equipo

La felicidad se encuentra en hacer, no sólo en poseer.

Ningún individuo tendrá un gran poder sin tener el equipo de trabajo a su disposición. Cualquier persona podrá conseguir ventajas económicas rodeándose del asesoramiento, consejo y cooperación de un grupo de personas dispuestas a prestarles ayuda honesta, en un espíritu de perfecta armonía.

10.- El subconsciente

Cualquiera puede desear riquezas, la mayoría de la gente las desea y tienen la convicción de éxito. Pero sólo pocos saben que los únicos medios fiables de acumular riquezas son mediante un plan definido, además de un ardiente deseo de riqueza.

El subconsciente es más susceptible de verse influido por impulsos de pensamiento cuando éstos se hallan mezclados con un sentimiento o una emoción. Estos pensamientos se originan sólo en la parte razonadora de la mente.

Nuestra responsabilidad consiste en asegurarnos que las emociones positivas constituyan la influencia dominante de nuestra mente. Adquiera el hábito de aplicar y utilizar las emociones negativas.

11.- El cerebro

La escalera del éxito nunca está abarrotada en lo más alto.
A veces, los hombres hablan con ligereza de lo intangible, de las cosas que no pueden percibir a través de ninguno de sus cinco sentidos. Aún así, cuando los oímos hablar, debemos recordar que todos nosotros nos hallamos controlados por fuerzas que son invisibles e intangibles.

Cuando el cerebro funciona a una velocidad rápida, no sólo atrae pensamientos e ideas emitidas por otros cerebros. Por el contrario, proporciona a los propios pensamientos ese mismo sentimiento, que es esencial para que el subconsciente capte los pensamientos y actúe sobre ellos.

12.- El sexto sentido
La comprensión de lo que el sexto sentido es, sólo se logra por medio de la meditación y del desarrollo mental desde dentro. Con su ayuda, será advertido de todo peligro inminente con tiempo para evitarlo, y se notificarán las oportunidades con antelación para que las aproveche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *