Cliente : Análisis de “Diseñando la Propuesta de Valor” de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur

cliente

Un cliente felíz

La importancia de dar valor al cliente es la base del libro  “Diseñando la Propuesta de Valor”, escrito por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur, publicado en el año 2014.

Explica  cómo diseñar mejor los productos para que nuestro negocio triunfe en el mercado. 

Además, explican que la propuesta de valor tiene tres partes: 

Primera es cómo definir el perfil de nuestro cliente.

 Segunda : cómo representar una mapa de valor, es decir, el valor que aportamos al producto o al cliente.

Por último trata sobre el encaje, es decir, conectar el perfil del cliente con el valor, cuyo fin es enlazarse con la necesidad del cliente.

También, contempla todo eso que faltaba de manera con mucho detalle de cómo podemos entender más y mejor al cliente.

Cómo podemos diseñar mejor  y más  de nuestros productos y servicios y en definitiva encajar esos dos mundos para tener mucho éxito en nuestra empresa.

Además, el libro proporciona un gráfico, donde explica que es posible usarla, ya que este sistema propone la propuesta de valor.

Donde explica de manera muy simple que tiene dos partes de un circulito y un cuadradito y estos círculos y cuadrados pueden ser parte de perfil del cliente.

En la parte de mercado y la parte de mapa de valor, aporta el producto y servicio, de acuerdo a eso conecta en el perfil del cliente, cuyo fin es para saber cómo cubrir sus necesidades.

El perfil de un cliente se refiere a una descripción detallada de tu audiencia objetivo, la empresa tiene una descripción real de sus gustos y preferencias.

Aquí representan a un segmento de la audiencia que tienen comportamientos similares antes de realizar una compra. 

También, permite hacer que tu negocio se adapte a las necesidades particulares de tus consumidores, crearás lealtad y obtendrás mejores resultados. 

Para definir el perfil del cliente se analizan tres posibilidades que se debe desarrollar, que son las siguientes:

1. Tareas, se refiere a la capacidad de resolver los problemas nuestro cliente, definir las tareas que necesita.

 A su vez considerando que no todas las tareas son iguales, donde la importancia es fundamental para poder definir qué actividades son importante.

 

cliente

Lo cuales , hay tres tipos de tareas :

Lo cuales, hay tres tipos de tareas:

·Primer lugar tarea funcional : Es quedarse en la superficie, es decir, son problemas que se debe de resolver, desde el ámbito personal como en el ámbito laboral.
·Segundo lugar tarea social : Se entiende aquello que tiene que ver cómo nos ven los demás, es decir, todo lo que tiene relación de generar una imagen positiva.

Por ello es importante el aspecto físico para generar confianza al cliente .

·Tercer lugar tarea personal o emocional : Son aquellas tareas que el cliente  busca tener un estado emocional.

 Es decir, como la persona busca tener una mejor calidad de vida.

Por tanto, todas las tareas sirven para saber cómo es la imagen de nuestro cliente ideal.
1. Las frustraciones: Son aquellos obstáculos que se enfrentan cuando no puede satisfacer un trabajo planteado. 

En otras palabras , todo aquello que molestan al cliente , ya sea antes o después de la compra del producto. Por ello hay cuatros tipos de frustraciones:

*Frustración funcional: Se refiere a que un producto o servicio no funciona o tiene efectos secundarios.
* Frustración social: Se refiere cuando quedas mal al realizar una tarea.
* Frustración secundaria: Son aquellas que tienes que realizar otras actividades, por ejemplo, moverse de un lugar a otro.
*Frustración no deseada: Son aquellas que el cliente quiere evitar, es decir, no le gusta hacer cierta tarea.

2. Las alegrías: Son los beneficios o resultados favorables que buscan tener el cliente , puede tener grados de intensidad de importancia. 

Entonces, es necesario conocer cuáles son las características que satisface las necesidades del cliente.

 para poder saber cuáles son las necesidades humanas que tienen, ya sea realizan un recopilación de información por medio de preguntas o encuestas. 

Por otro lado, la propuesta de valor se define por los productos, es decir, son aquellos productos que se crean para poner a la venta.

De modo que, la creación de los productos o servicios que se brindan a los clientes, teniendo como categorías, como los productos o servicios físicos o tangibles.

Los productos intangible, como son los derechos de autor, productos digitales, como la descarga de un podcast y los productos financieros.

Puede ser el depósito o pago de un producto, ya sea por un tiempo determinado.

Los aliviadores de frustración se refieren a una característica del producto que tiene para aliviar.

Es necesario crear un producto para solventar un problema. 

Mientras que, los creadores de alegrías son características del producto que crea alegría, es decir, se refiere a un beneficio o satisfacción que tiene un cliente. 

Asimismo, explica que el cliente espera cosas, mientras que los productos proveen soluciones.

Por  eso, se debe conocer cuáles son las necesidades básicas que desean solucionar, con el fin de aliviar sus problemas.

Esto ocasiona que el cliente desee adquirir más el producto.
A la vez, podemos saber si las características que tiene el producto son necesarias para aliviar sus frustraciones. 

Es fundamental definir qué tareas del cliente reconozca algo que es importantísimo y tiene que ver con eso con la palabra importantísimo.

Es la importancia que le da a un cliente, porque cuando estamos hablando de tareas que un cliente quiere tener solucionadas, hay tareas que para un cliente son de primera necesidad son súper urgentes y hay otras tareas que no son tan urgentes. 

Por último, el encaje tiene tres fases:
1. Problema – solución, se refiere a tratar de solucionar los problemas por medio de nuestra propuesta de valor.
2. Producto – mercado, es aquello en que se valida al mercado, para saber si es aceptado o no.
3. Modelo de negocio se refiere que debemos saber si el producto es rentable, escalable y que puedan generar soluciones.

En conclusión, es necesario como negocio tener una mejora continua, como es hablar con los clientes para satisfacer sus necesidades.

Saber cuáles son sus frustraciones y que los hace felices, a la vez poder obtener ganancias y conseguir las metas del negocio para tener los mejores resultados.

cliente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *