Análisis del libro ‘El octavo hábito, de Stephen Covey

habito

Esta entrada relata sobre el libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva y nos descubre un nuevo hábito que puede potenciar los 7 anteriores, no solo complementarlos. 

El octavo hábito está relacionado con encontrar nuestra voz para inspirar a otros. Por tanto, el octavo hábito afecta a todos los hábitos que el autor mencionó en su anterior libro. 

La primera parte del libro es encontrar tu propia voz y esto significa que cuando estés haciendo un trabajo que realmente esté sacando de ti todo tu talento y te hace sentir realizado por estar haciendo algo espectacular, es cuando encontramos nuestra propia voz. 

Además, la mayoría de las personas están frustradas en esta vida porque normalmente no tienen la oportunidad de llevar una vida de grandeza y esto se debe a que no todas las personas se esfuerzan.

Operan en un nivel mucho más inferior del que podrían. Por lo que, el libro aconseja que debemos de buscar un objetivo para que nos motive en realizar cosas grandiosas e innovadoras.

Por tanto, para encontrar tu propia voz lo primero que necesitas entender es una forma de pensar muy básica que es que una persona no es un ente único.

Cuatro componentes básicos

1. El cuerpo en la parte física.

2. La mente: donde se desarrolla los pensamientos y análisis.

3. Las emociones: Donde afectan a nuestras decisiones.

4. El espíritu: Aquella lo que podríamos llamar alma y para otros puede ser simplemente su filosofía de vida.

Todos estos componentes tienen necesidades básicas y la pirámide de Maslow dice que el cuerpo físico tiene la necesidad de mantenerse con vida, la necesidad de la mente es aprender. El corazón necesita sentir que está amando y el espíritu necesita dejar un legado. 

HABITO

Cuatro capacidades a controlar

1. Para el cuerpo físico está la disciplina y cuando la alcanzas eso indica que estás llevando tu cuerpo a sentirse vivo.

2. La necesidad de la mente es la de aprender, entonces lo que nosotros necesitamos es desarrollar nuestra mente, estar constantemente aprendiendo eso finalmente nos va a llevar a tener qué una visión propia.

3. La manifestación más alta del corazón es la pasión, debido a que es la necesidad básica de amar y es la pasión que sientes por las cosas.

4. La manifestación más alta del espíritu es la consciencia, debido a que si somos conscientes de nosotros mismos es cuando empezamos a entender que debemos de tener un equilibrio para complementar a los demás componentes básicos.

Entonces cuando desarrollas tu propia voz que es el octavo hábito, esa única voz que nosotros tenemos que desarrollar, es una combinación de cuatro componentes básicos. Es decir encontrar tu propia voz implica que tienes que analizar cuáles son tus talentos, aptitudes y aquellos en lo que eres bueno. 

Cuatro preguntas para llevar una vida mas equilibrada y tranquila con habito

La primera pregunta es ¿Qué harías si tuvieras un ataque al corazón?, y esta pregunta sirve para tener ciertas limitaciones en nuestra forma de vivir la vida. 

La segunda pregunta es para la mente y está relacionada con el tiempo de vida de tu profesión, es decir, debemos de preguntarnos ¿Qué haría si tu trabajo terminará de aquí a dos años?, esta pregunta nos ayuda en prepararnos de buscar alternativas. 

La tercera pregunta es ¿Qué pasaría si todas las personas pudieran escuchar cuando tú estás hablando?, y esta pregunta nos indica que debemos de tener cuidado de lo que hablamos para evitar que existan malos entendidos. 

Y la última pregunta está relacionada con nuestra forma de actuar antes de morir, por lo que, debemos fortalecernos para poder tener una vida satisfactoria.

Cuatro dimensiones

1. Visión: Ver un futuro en nuestra mente antes de que sea real y lo que queremos es buscar hacer realidad esa visión, es decir, tenemos que visualizar la meta para desarrollar todo nuestro potencial.

2. Disciplina: Es la fuerza de voluntad que necesitas para que suceda la visión, por lo que, al ser consciente de la realidad, sabrás que existirá distintas situaciones que harán que quieras darte por vencido. Por lo que, no hay que apresurarnos y ser constante con nuestro avance para alcanzar la meta.

3. Pasión: Debes de buscar cosas que nos gusten para sentir motivación y así de esta forma alcanzar los objetivos propuestos.

4. Consciencia: Es nuestra moral y ética que nos dice que es lo está bien o lo que está mal. La conciencia es un conjunto de valores que debemos seguir para tener una grata convivencia con las personas que nos rodean.

Por lo tanto, si solo nos enfocamos en un único objetivo seremos capaces de encontrar nuestra propia voz para poder impactar de forma positiva a los demás. 

Mientras que la segunda parte del libro con el hábito está relacionada con la inspiración, ya que una vez que hayamos encontrado y desarrollado nuestra voz. Es posible poder ayudar a los demás y la forma de impactar es por medio de plataformas u organizaciones para que exista un mayor acceso a nuestros pensamientos. 

Entonces la inspiración busca que los demás sientan que también tienen oportunidades para desarrollarse y expresar sus voces. 

Además, la influencia positiva dentro una organización se da a través de un líder. En lo cual debe de desarrollar cuatro roles, que son:

1. Modelar: El líder debe de establecer un buen ejemplo.

2. Definición de ruta: El líder debe de tener una visión de donde desea que vaya la empresa.

3. Alienarse la organización: Tiene que tener una estructura, es decir, la organización debe de tener procesos o formas de trabajar y que esto genere resultados de forma uniforme.

4. Conseguir una empresa: La empresa debe de tener personas talentosas para que la empresa consiga poder de mercado.

El enfoque de una organización con un buen habito

Se desarrolla en cinco cosas:

1. Desarrollar nuestra influencia.

2. Desarrollar la confianza.

3. Tener credibilidad.

4. Combinar las voces de los demás para evitar conflictos.

5. Crear una visión común.

Y, por último, el libro explica sobre la ejecución y esta tiene que ver con la definición de los roles o que tiene que asumir cada persona para ayudar con la estructura de la organización. 

Una forma de hacerlo es a través de dos claves, que son:

1. Alinear los sistemas y metas: Debemos de buscar o desarrollar formas para alcanzar las metas y una forma de hacerlo es diseñando sistemas y estructuras que refuerzan los actos que estamos haciendo para alcanzar esos objetivos. 

También, aconseja crear sistemas de compensación y esto sirve para que los valores de la organización sean reforzados. Si el personal está alineado con los valores de la empresa será recompensado por hacer las cosas bien.

2. Empoderamiento: Debemos de empoderar a los otros por medio de un resultado positivo y al sentir una confianza implícita serán capaces de encontrar sus voces, por lo que, aportarán a la organización mayores beneficios.

En conclusión, debemos de encontrar nuestra propia voz es inspirar a otros que hagan lo mismo, de eso trata el octavo hábito. Además debemos tener ciertas flexibilidades por el mundo actual que cambia de forma constante para realizar correctamente las cosas y crear cosas innovadoras que permitan alcanzar nuestras metas y a su vez ser capaces de medir nuestro avance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *