Análisis del libro: ´´Conversaciones Cruciales´´

conversaciones

En esta entrada analizaremos de qué trata el libro del año 2002 y está escrito por diferentes autores, el libro busca explicar cómo afrontar conversaciones difíciles o incómodas por medio de un método. 

Por tanto, lo que sucede con frecuencia es evitar las conversaciones incómodas. Los sentimientos no expresados provocan que siga aumentando la incomodidad y la frustración. 

Por lo general, la forma en que actuamos al enfrentarnos a una conversación complicada y si en caso es en torno a algo que valoramos nos ponemos a la defensiva, mostrando un comportamiento inadecuado e irracional. 

Además, las conversaciones cruciales son espontáneas y nos obliga en tiempo real a tomar decisiones ocasionando que existan muchos nervios y falta de preparación.

Cuando se entable una conversación con otra persona se debe de buscar cosas en común porque si no se hace eso. Solo existirá conflicto y en el libro lo interpreta como la alternativa del tonto y existe solo dos señales que se relaciona con la alternativa que son guardar silencio o la violencia. 

Por tanto, debemos evitar tales alternativas para que la otra persona no se sienta incómoda al momento de las conversaciones.

Método que nos ayudara a reaccionar a las conversaciones cruciales, dividido en 7 partes

conversaciones

1. Empezar con corazón

En esta parte, el libro indica que debemos de tener un objetivo claro y existen dos puntos clave que hay que tener en cuenta. El primer punto es estar enfocados en lo que queremos realmente. 

Es decir, preguntarnos sobre qué deseo para mí y para los demás. Lo segundo es preguntarnos lo que no quieres que suceda y que hay que hacer para evitarlo.

2. Aprender a mirar

Muchas veces durante las discusiones no nos damos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor y es necesario prestar atención para detectar los problemas. 

Por tanto, lo primero que hay que hacer es saber si es un diálogo crucial, es decir, debemos de programar la mente para detectar si es una conversación crucial. 

Después hay que saber identificar si hay problemas de seguridad, ya que el ambiente tiene que ser seguro para que una persona pueda dialogar porque en caso de que no exista un ambiente seguro, provoca que las personas estén a la defensiva.

Por último, hay que prestar atención en nosotros mismo debido a que a veces no nos damos cuenta de que estamos enfadados y lo que debemos hacer es distanciarnos para evitar que existan situaciones problemáticas.

3. Haz que la otra persona se sienta segura

Para restablecer la seguridad durante una conversación crucial, debemos tomar en cuenta dos consejos, el primero es tener respeto mutuo.

Ya que no debemos de imponer nuestra ideología y a falta de diálogo, ocasiona que exista inconformidad durante la conversación.

El segundo consejo es detectar la falla de seguridad por medio de una metodología que envuelve el compromiso, el propósito, preguntar la razón de las cosas y por último disculparnos en caso de que faltemos el respeto o si existe alguna mal interpretación de nuestras palabras o acciones.

4. Domina tus historias

Hay que tener en cuenta un par de afirmaciones para poder dominar nuestra historia, la primera afirmación es que las emociones las generamos nosotros mismos.

La segunda afirmación referente a conversaciones es que una vez que haya aparecido una emoción tenemos dos opciones que son dejarnos llevar o influir en ella. 

También debemos de dominar nuestras emociones para acoplar nuestra historia para evitar circunstancias inestables e incluso no hay que confundir la historia por los hechos.

5. Establece el camino

En una conversación debemos de establecer un diálogo y la forma de presentar ciertos temas delicados es por medio de 5 pasos:

-Compartir los hechos, es decir, compartir nuestra versión de los hechos.

-Establecer nuestra historia.

-Preguntar a otras personas sobre otra ruta o camino para que los demás sientan que pueden opinar sobre algún suceso.

-Hablar con extremo cuidado para evitar que el otro individuo se ponga a la defensiva.

-Tenemos que animar a las personas que es seguro tener distintas opiniones o ideología.

6. Explorar las alternativas que proporcionan la otra persona

Tenemos que aprender a escuchar para establecer un diálogo proactivo y lo que podemos hacer para entender los que piensan los demás, es preguntar y demostrar intereses sobre su opinión al respecto.

Después debemos de hacer es que la otra persona sienta que nosotros le entendemos y una forma de hacerlo es por el parafraseo.

Por último si un individuo no desea hablar es adivinar lo que está pensando, ya que sirve una invitación de que la otra persona pueda expresar sus sentimientos u opiniones.

7. Pasar a la acción

En este último paso debemos de tomar una decisión y una forma correcta es elegir una tercera persona según sus conocimiento y experiencias.

Otra forma de tomar una determinación es por medio de la votación y acatar lo que se diga y la última forma es tener un consenso. Es decir que a través del diálogo se pueda llegar a una decisión. 

Por tanto, una vez tomada la decisión debemos pasar al acto y decidir quién va realizar la acción y en que se basará el hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *