Análisis de “Las cinco disfunciones de un equipo” de Patrick Lencioni

disfunciones de un equipo

“Las cinco disfunciones de un equipo”

Esta entrada trata sobre el libro “Las cinco disfunciones de un equipo”, del afamado consultor y conferenciante, especialista en liderazgo y equipos, Patrick Lencioni y publicado en el 2002, el mismo que se presenta en formato fábula o historia de una empresa donde hay problemas en el equipo directivo.

A continuación, Lencioni nos revela los cinco problemas que impiden que incluso los equipos más brillantes funcionen:

  1. La ausencia de confianza
  2. El miedo al conflicto
  3. La falta de compromiso
  4. El evitar la rendición de cuenta
  5. Falta de atención a los resultados

La empresa que nos menciona Lencioni, es una empresa en la que no van bien las cosas, tienen un equipo ejecutivo de expertos, en teoría tienen un plan de negocios sólido, pero no están teniendo buenos resultados, no saben como capitalizar todos los activos que tienen, es decir se están encontrando con muchas disfunciones en el equipo.

¿Cuál es el problema del equipo ejecutivo?

En el equipo ejecutivo no confían el uno en el otro, son incapaces de discutir de un tema entre ellos para llegar a soluciones, no tienen prioridades claras, son incapaces de pedir rendiciones a sus compañeros, y están más enfocados en sus metas individuales que en sus metas departamentales, es decir les falta trabajo en equipo.

Todo esto hace que el CEO diga soy incapaz de dirigir, doy un paso atrás, y quiero que me reemplace una persona que sea experimentada en esto. Para ello ponen como CEO a Catrin Pertesen, ella no tiene experiencia en empresas de tecnología, pero tiene un excelente registro de haber conseguido construir grandes equipos de ejecutivos.

Personajes equipo ejecutivo

Jeff.: Es el CEO, es una persona que le tiene miedo al conflicto y nunca aprovecha las reuniones, como una oportunidad para discutir temas importantes.
Maiki: Es la directora de marketing, tiene una personalidad difícil, es complicada de tratar y tiene una baja opinión de sus compañeros, y eso hace que el trato sea complicado
Martín: Es el jefe de tecnología, no está comprometido con las prioridades del equipo.
JR: Es una persona que no tiene compromiso y no se preocupa por los detalles.
Carlos: Es el de soporte al cliente, es una persona cerrada, tímida, que le cuesta abrirse con sus compañeros, nunca dice lo que piensa, es decir poco comunicativo.
Jan: La de finanzas, no confía en sus compañeros, por eso le cuesta dar luz verde a un tema presupuestario.
Cada uno dirige una determinada área, pero cada uno tiene un problema que no aporta de manera positiva a la empresa.

1. Falta de confianza:

En esta empresa, hay un claro problema de confianza y esto genera un problema, la confianza es la cualidad de ser capaz de sentirnos seguros y no juzgados por nuestros compañeros, es decir; la habilidad de ser vulnerable con los otros y esto significa admitir errores, revelar debilidades que podamos tener.

Pero, no lo hacemos por miedo y la raíz de ese miedo es, porque no nos gusta exponer nuestras debilidades, porque creemos que lo pueden usar en nuestra contra.

En otras palabras la confianza es la base sobre la cual desarrollamos cualquier actividad y el engranaje que marca nuestras relaciones con los demás. Cuando existe confianza en uno mismo, en los compañeros y en el entorno en el que se desarrolla un trabajo, este se afronta con mayor energía y dedicación y los resultados mejoran

Si no hay confianza, los equipos siempre van a estar perdiendo oportunidades de cómo canalizar su energía, para un comportamiento que sea más productivo que el que tienen, si no utilizamos la honestidad, si no somos abiertos, entonces; nos vamos a poner políticos.

Disfunciones de un Equipo

Políticamente correcto..

El políticamente correcto en una empresa, normalmente es una persona que no confía en los demás, por lo tanto; es políticamente correcto, es decir; no dice lo que piensa sino lo que la gente espera escuchar.

Si no hay confianza, los compañeros de trabajo no nos van ofrecer ayuda, ni tampoco nosotros vamos a pedir esa ayuda; y entonces no vamos a sentirnos cómodos y eso redunda en un perjuicio para la empresa.

Las consecuencias para una empresa, con un equipo donde no hay confianza son muy preocupantes por que:

  • Los temas no se resuelven.
  • Cuando hay reunión de equipos y no hay confianza no sirve de nada porque no se están admitiendo los errores.

2. El miedo al conflicto:

Es fundamental que no exista en una empresa, y que las personas sean capaces de enfrentar y resolver los problemas, el no discutir los problemas, nunca nos va a llevar a una solución.

El conflicto ideológico o el conflicto apasionado, es necesario para que un equipo aprenda de los errores pasados, si no se hacen esas reuniones no vamos a poder extraer lecciones para que no se vuelvan a repetir en la empresa.

El conflicto que debe existir en una empresa es el ideológico; que consiste en contraponer conceptos, ideas, metas; donde hay otra persona que no le gusta esas ideas y se produce un conflicto, que se puede debatir desde un punto ideológico, este tipo de conflicto es sano por que de ahí salen soluciones.

Debemos de recordar, que lo que no está bien en un conflicto es que entre mezclemos cosas personales o cosas políticamente correctas, y que las convirtamos en ataques personales.

3. Falta de compromiso:

Los equipos tienen que comprometerse, estar alineados si la empresa quiere tener éxito, es decir; todos remar para el mismo lado, por lo tanto; no debe haber ambigüedad sobre las metas que esa empresa está intentando conseguir, y todos los miembros del equipo deben saber exactamente cuál es el plan de acción, cuando no existe un compromiso es por que no hay un plan de acción o tal vez existe, pero nosotros lo desconocemos.

La falta de compromiso provoca que los objetivos no se cumplan y, por tanto, se produce una pérdida de ingresos

Este problema se emana del punto anterior, que es el miedo al conflicto, cuando tenemos compañeros de trabajo que no han tenido la oportunidad de enfrentar desacuerdos con un debate ideológico, con otras ideas alternativas, con pro y contras de las cosas, cuando eso no existe es muy difícil tomar decisiones.

Un equipo debe tener claro su compromiso

Porque cualquier decisión siempre tiene puntos de vistas alternativos, personas con puntos de vista diferentes; y cómo esos puntos no han sido tomados en cuenta, porque no se ha debatido lleva a que mucha gente, que no está de acuerdo con el plan, les falte compromiso.

Lo que buscamos es certidumbre, que todos sepamos hacia dónde vamos y vayamos al mismo ritmo, entonces así vamos avanzar, porque existe un equipo que tiene claro su compromiso y las metas que vamos alcanzar.

Disfunciones de un Equipo

4. Evitar las rendiciones de cuentas

Es básicamente, que entre miembros de un equipo se rindan cuentas entre ellos, que si nos comprometemos a hacer algo en un determinado tiempo lo hagamos y se lo presentemos a quien corresponde, un equipo que es efectivo, es aquel equipo que se rinde cuentas entre todos.

Porque cuando haya problemas es fácil de detectarlos, fáciles de corregirlos, son problemas muy puntuales y no son problemas que se pueden convertir en endémicos, es decir que pueden durar una eternidad y nunca se acaban, en un equipo que es disfuncional lo que sucede es que el comportamiento de la gente es poco productivo porque no hay un objetivo claro o no están alineados con el plan que hay que seguir.

¿Qué sucede cuando no existe la rendición de cuentas?

Cuando no existe la rendición de cuentas, a donde apunta un equipo o una empresa es a un objetivo muy claro; y cuando no existe la rendición de cuentas es un objetivo de estándares bajos, cuando los miembros saben que no hay ningún tipo de presión no hacen nada.
 

Porque saben que no pasa nada si no lo hacemos, entonces ese equipo va a generar resultados pobres; y ese es un problema que emana de la rendición de cuentas.

5. La falta de atención por los resultados

Cuando tenemos un equipo que funciona y está enfocado en conseguir los resultados, cuando esas personas tienen una misión clara definida, y saben que se pueden ayudar los unos a los otros para cumplir esa misión ese equipo funciona.

Pero cuando tenemos un equipo disfuncional, en el que no hay atención a los resultados, porque no se han definido las metas adecuadamente; que no hay una forma de medir los avances que nos están llevando a esas metas; y eso es una señal inequívoca de un equipo disfuncional.

Estas disfunciones empiezan por la falta de confianza y se van construyendo encima una de la otra, todas vienen de la anterior.

¿Cómo resolver la ausencia de confianza?

  • Construir confianza, hay muchos ejercicios como por ejemplo; compartir historias personales ya sea en reuniones o en viajes; donde todos los miembros puedan participar.
  • Ejercicios de efectividad de equipo, consiste en reunirse con todo el equipo y buscar cosas en las que cada miembro va a identificar su mayor contribución, y también su mayor área de mejora.
  • Retroalimentación en 360 grados, es decir que el jefe pueda opinar de sus empleados y que los empleados también puedan opinar del jefe.
  • Ser capaces de pedir ayuda, admitir errores, buscar cosas que son mejorables y mejorarlas.

¿Cómo resolver el miedo al conflicto?

  • Tenemos que empoderar a la gente para que lleven a cabo el conflicto constructivo, mas no con las críticas personales, para empoderar a la gente tenemos que generar reuniones, que estén enfocadas a analizar conflictos o desacuerdos previos que no se han tratado y se convierte en un problema que se volverá a repetir.
  • Para ello debemos de forzar a trabajar esos temas que se tratan de evitar, es decir no evitar los conflictos.

¿Cómo resolver la falta de compromiso?

  • Promover el compromiso, básicamente lo que debemos hacer es generar mensajes al final de cada reunión, tenemos que revisar cuales son las decisiones claves que se han tomado, todo lo que se haya acordado y que necesita ser comunicado a otras personas, como puede ser a las personas que no están presente, o al grupo de inversores, o al grupo de una determinada área.
  • Trabajar con fechas límites, lo que se consigue con esto es que la gente tenga claro que se espera de ello; para cuando se espera y eso hace que el enfoque de esa persona sea mucho mayor.

¿Cómo resolver la falta de rendición de cuentas?

  • Lo primero que debemos hacer, es que la empresa tenga metas claras de que es lo que se quiere conseguir, cómo incentivar a los miembros del grupo para que trabajen para el equipo y no para sí mismo.
  • Tenemos que ser conscientes, que los estándares de calidad, los estándares de lo que estamos gestionando y creando tiene que ser públicos y también las metas de la empresa y del equipo.
  • Eliminar las recompensas individuales para evitar el egoísmo, y establecer recompensas de equipos.

¿Cómo resolver la falta de atención en los resultados?

  • Definir metas claras para la organización, articulando cómo el trabajo de cada uno suma, para conseguir esas metas.
  • Siempre buscar generar recompensas, basadas en resultados en equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *