Análisis de Hábitos Atómicos de James Clare

habitos

Hábitos Atómicos

Esta entrada se trata sobre el libro «Hábitos atómicos», escrito por James Clare, que es un emprendedor, fotógrafo y bloguero que también se ocupa de escribir artículos para un montón de revistas hablando de tema de hábitos, es un libro súper reciente lleno de acciones y de pasos a seguir.

En este libro se tratará dos temas muy importantes, como lo son las metas y el de los sistemas y en cómo muchas veces los hábitos fallan porque nos concentramos demasiado en las metas y no tanto en los sistemas.

Las personas nos centramos y obsesionamos muchas veces con los resultados, pero no en los sistemas que nos van a llevar a conseguir esos resultados; y en la mayoría de las veces, si es que no creamos los sistemas, no nos van a llevar a esas metas, a esos resultados centros y ¿qué se obtiene como resultado?.

Pues, no los alcanzamos y como no los alcanzamos nos defraudamos y tenemos bajas expectativas y eso es porque no lo hemos hecho de una forma sistemática de acuerdo a las metas.

Define tus metas

Cabe mencionar que para alcanzar esa meta se debe definir un sistema que permita generar avances a cuadros porque al fin y al cabo el sistema es un hábito.

Entonces, siempre es de gran ayuda no definir una meta por sí mismo, porque no te va hacer alcanzar las metas o incluso nos pueden hacer infelices si no tenemos los sistemas que nos ayuden a alcanzarlas, o sea; tener metas está bien pero se tienen que definir los sistemas que nos van a permitir generar avances diarios y constantes para llegar a nuestras metas.

Por lo tanto el propósito de definir metas es el de llevar a una meta final, no el de llegar al final, pero cabe recalcar que, el propósito de construir sistemas va mucho más allá y es que va a permitir seguir jugando a ese juego en el futuro, ya que solo la meta es un punto momentáneo en el tiempo.

¿Por qué te cuesta tanto cambiar tus hábitos?

Adicionalmente, cambiar de hábitos es difícil, es complicado pero no es complejo, puede ser que no consigamos cambiar de hábitos por dos razones, tales como: razón número uno, porque quizás se esté intentando cambiar las cosas equivocadas o se está intentando con algo que no es lo correcto.

La razón número dos, es que quizás estamos intentando cambiar de hábitos pero no lo estamos haciendo de la forma correcta, entonces por un lado, puede ser que no estemos definiendo la meta adecuada o porque el sistema que estamos utilizando no es el adecuado cada vez que se desea hacer un cambio.

Para eso existen tres capas en tu mente que tienes que entender para conseguir el cambio:
 

Primera capa del proceso de cambio consiste en que se debe cambiar los resultados y enfocarse en definir cambios en los resultados, donde esta capa es la más superficial porque nos centramos en definir la meta y a su vez en definir cuál será el resultado.

Segunda capa, está involucrada en el proceso de cambio, donde ese cambio del proceso es el cambio del sistema, puesto que en la primera capa se define la meta pero en la segunda capa se debe cambiar el proceso que es el sistema.

Por lo tanto, lo que tiene que preocuparnos en esta instancia es cómo se puede cambiar y qué se va a hacer para cambiar de hábitos y qué sistemas se van a definir o eliminar.

Tienes que cambiar tus hábitos

Tercera capa, la más profunda y está debajo de las otras dos, ésta es la buena ya que aquí está la clave de por qué no se está consiguiendo llevar adelante los hábitos y por qué no se puede cambiar de hábitos.
 
Por lo tanto, esta capa es la del cambio de identidad, cambiar ese sistema de creencias, la forma de ver el mundo, nuestros juicios y cómo nos juzgamos a nosotros mismos.
 

Dado que el cambio de identidad es intrínseco, con el cambio que quieras hacer en ti lo vas a ver cuando realices cambios en tus hábitos, valores, principios e identidad y son los que van a guiar a nuestros cambios y una vez más se va a tener resultados, siempre y cuando cambien primero los valores y principios.

Este libro muestra cómo construir o crear un hábito, el cual se divide en cuatro pasos principales, los cuales son:

Primer paso, la señal; segundo paso, el anhelo; tercer paso, la respuesta; y cuarto paso, la recompensa. De acuerdo entonces, la señal es aquella que se crea para activar el anhelo y lo que se busca es que los pensamientos, sensaciones y emociones se transformen, por eso es lo que cada persona anhela.

El tercer punto es la respuesta, donde es el hábito que se lleva a la acción, se realiza y esa acción es la que se lleva a cabo dependiendo de lo motivado que estés y por último la recompensa la cual es la meta final de todo hábito.

Entonces, para que los hábitos sucedan existen cuatro reglas creadas por los gremlins y estas son: la primera regla es que; para que un cambio de conducta se realice tienes que hacerlo primero; obvio, segundo; atractivo, tercero; sencillo y cuarto; satisfactorio.

 

Es cuestión de tiempo y trabajo continuo

Por ejemplo, tu primer no es tu mejor libro, a lo mejor necesitas escribir unos cuantos, es simplemente que la perfección no se alcanza al principio pero con repetición si se puede llegar a alcanzarla.

Lo mismo sucede al momento de querer adquirir un nuevo hábito, se va a tardar en conseguirlo sino en la cantidad de veces que se lo va a repetir, puesto que es una de las formas más efectivas de poner lo fácil para reducir la fricción asociada con nuevos hábitos, y que se diseñen un entorno adecuado, algo que puede ser controlado por cada persona.

 

Cambia tu mentalidad y obtendrás los mejores resultados

Finalmente, las personas tienen que cambiar un poco la mentalidad debido a que se tiene que diseñar en la mente los beneficios que genera un hábito malo y los beneficios que genera evitar aquel hábito que no esta siendo beneficioso.

Por lo que, se debe recordar que es preferible generar una imagen a donde queremos llegar, y quien se quiere llegar a ser, entonces cuando se entienda que un hábito malo genera cosas desfavorables, es decir, beneficios malos, en cambio quitarse ese mal hábito genera beneficios satisfactorios, dado a que eso va a ayudar a que cuadren los pensamientos.

Al ser un trabajo más complejo, se tiene que relacionar con los resultados y los beneficios que se quieran alcanzar, esto va a facilitar mucho porque el trabajo es previo en aquellas capas que se mencionaron, primero la meta, luego el sistema, pero lo más importante es la identidad ya que es ahí donde cada persona tiene que trabajar en quien quiere llegar a ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *