Análisis de “Factfulness, Parte 1” de Hans Rosling, Ola y Anna Rosling

Factfulness

"Factfulness"

Esta entrada trata sobre el libro “Factfulness” escrito por Hans Rosling, Ola y Anna Rosling, basado en datos reales, se basa en analizar todas nuestras visiones del mundo que son erróneas. Fue publicado en el 2018 con la finalidad de derrumbar mitos o instintos, son 10 mitos y en esta oportunidad analizaremos 5 de ellos:

1. El instinto de la brecha o la separación

Es la tendencia que tenemos a dividir el mundo en grupos binarios, con grandes separaciones entre ambos grupos, siempre tendemos a dividir el mundo en dos categorías, por ejemplo, lo dividimos entre blanco o negro, entre ricos y pobres, entre el mundo desarrollado y el mundo subdesarrollado, entre occidente y el resto.

Y es que, estamos condicionados a ver el mundo de esta manera. Los datos nos muestran que esas separaciones entre esos dos mundos que vivimos no es real, la mayor parte del mundo vive en un régimen promedio o intermedio, los niveles de ingresos que separan a los extremos entre ricos y pobres si existe porque hay ricos y pobres.

Pero, la gran mayoría de personas para ser exactos de los siete mil millones de personas, que habitamos en el mundo cinco mil millones viven en situación de promedio, es decir ni ricos ni pobres.

Hay cuatro niveles de ingreso para medir esto:

La gente que subsiste con menos de dos dólares al día, no tienen atención médica, no tienen agua potable, subsisten de lo que cultivan, pero viven en extrema pobreza, exactamente mil millones de personas viven en este nivel 1.

La gran mayoría de persona viven en el nivel 2 y 3, las personas del nivel 2 son la gente que gana entre 4 y 8 dólares al día, les permite comprar comida y no necesariamente cultivarla ellos mismo, permite que puedan comprar ciertas medicinas, tienen acceso moderado a la electricidad, en este nivel viven en el mundo tres mil millones de personas.

La gente que gana entre 8 y 32 dólares al día, son personas que pueden comenzar a ahorrar, que se permiten tener agua corriente, tener comida refrigerada, tener educación básica para sus hijos, exactamente dos mil millones de personas viven en este nivel.

Es necesario informarse bien..

La gente que gana más de 32 dólares al día, son personas que se pueden permitir ciertos lujos, educación superior, viajes, tener coches, ir a restaurantes, mil millones de personas viven en este nivel.

Es importante destruir el mito que el mundo se divide entre ricos y pobres, porque no es así, para superar ese instinto de brecha, ese instinto de separación, para ello; lo primero es informarnos, ver estadísticas y empezar a dejar de comparar promedios, porque si nos centramos en pensar que todo es un promedio nunca vamos a tener los datos reales.

2. Instinto de la negatividad:

Nos dice, que tenemos una tendencia a creer, que el mundo está fatal y que está empeorando cada vez más, quizás sea por el calentamiento global, por la frecuencia de ataques terroristas o por la condición de lo economía actual. Hay datos que demuestran que no deberíamos pensar así; ya que la situación actual del mundo es mucho mejor de la que ha sido nunca.

En el ámbito de la pobreza se ha reducido a la mitad, lo que significa que estamos creciendo, que estamos eliminando cosas negativas; que si bien es cierto no han desaparecido, pero están mejor que antes. El promedio de la esperanza de vida hoy en día está en 72 años, en el año 1800 con la Revolución Industrial era de 30 años.

Otro ejemplo; es la esclavitud que hace años atrás era algo totalmente legal en el mundo, hoy en día solo es legal en 3 países de 194 países. En el año 1800 el 44% de los niños morían antes de cumplir 5 años, hoy en día se ha reducido a un 4%, y así un sin número de situaciones que nos indican que todo está mejorando.

3. El instinto de la línea recta:

Es una tendencia, que lleva a pensar que todas las tendencias que estamos viviendo van a continuar creciendo en línea recta, es decir; de forma exponencial, los datos nos demuestran que eso no es cierto, sobre todo si hablamos de la población en el mundo, en el año 1800 éramos mil millones de personas y ahora somos 7.6 mil millones de personas.

Esto nos quiere decir que sigue una línea ascendente, esto nos lleva a pensar que si esto sigue así llegará un punto de no sostenibilidad, porque son demasiadas personas en el mundo, pero esto no es así.

Ya que, si nosotros empezamos a entender que la población no va a seguir creciendo exponencialmente sino que se va a nivelar, y que el número de gente que va a ver en el mundo en el año 2100 no va a ser mucho mayor al que conocemos ahora, debido a que según datos se prevé que en el año 2100 la población va a crecer pero no tanto.

Que el número de niños, va a ser muy similar al que vemos hoy en el mundo, el promedio de niños por mujer ha disminuido en la mitad en los últimos 50 años, debido a que hay más personas viviendo en el nivel dos, tres y cuatro, esto quiere; decir que el ratio de crecimiento no va a seguir en línea recta.

4. El instinto del miedo:

 Es la tendencia que tenemos a exagerar el miedo que tenemos a que sucedan las cosas, se manifiesta sobre todo cuando hablamos de miedo: a daño físico como a asesinatos, a desastres naturales, a la contaminación, algún tipo de envenenamiento, enfermedades, es el instinto del miedo que nos guía en este caso.

Vivimos en un estado de miedo perpetuo, porque estamos rodeados de medios que nos muestran historias negativas, como choques, ataques terroristas, matanzas y si bien es cierto son cosas que pasan, pero también es cierto que desde los años 70 las noticias suelen ser más oscuras y más dramáticas que antes, esto nos lleva a sobreestimar la incidencia del peligro y a exagerar.

Factfulness menciona que las personas siempre tienden a pensar cosas negativas

Si bien es cierto, todas las personas padecemos de este instinto, pero el problema del instinto del miedo básicamente es cuando lo desarrollamos más de lo normal, esto nos puede llevar a la irracionalidad y sobre todo a la paranoia, y estar pensando siempre en situaciones negativas.

Como que vamos a sufrir un accidente, vamos a chocar o vamos a tener alguna enfermedad es exagerar, por el contrario, tenemos que ser conscientes que el mundo en que vivimos está mucho mejor que años anteriores.

Tenemos que trabajar en superar el instinto del miedo y recordar que los riesgos los tenemos que calcular mediante hechos, nuestra visión del mundo tiene que empezar a incorporar hechos reales, para que de esa manera podamos calcular los riesgos reales que sufrimos, el miedo es una fórmula; miedo es igual a riesgo por exposición y riesgo por exposición, es igual a miedo.

5. El instinto del tamaño:

Es el impulso equivocado, que tenemos de sobrestimar, de exagerar la importancia de un dato concreto, normalmente vemos un dato concreto que parece muy fuerte, pero si ese dato no lo ponemos en el contexto adecuado, y no le añadimos las variables correspondientes, como puede ser el tiempo, no lo estamos analizando correctamente y hace que tengamos una visión distorsionada.

Por ejemplo, en el año 2017 murieron 940 mil personas por sida, a simple vista podemos decir que es mucha gente, pero si lo comparamos con el año 2004 que murieron 1.9 millones de personas, que murieron por la misma causa, es decir si lo comparamos podemos decir que se ha reducido un 51% la muerte por sida.

Esta comparación, nos tiene que poner en contexto que el primer dato en realidad, es un dato negativo, pero también positivo ya que se redujo en comparación con otros años. Otro ejemplo, es que en el año 2016 murieron 4.2 millones de bebés menores de un año, este dato nos puede resultar escalofriante.

Factfulness: Todo ha ido mejorando con el pasar de los años

 Pero, si lo ponemos en contexto podemos ver que en el año 1950 la cantidad de niños que morían menores de un año era 14.4 millones, es decir hemos mejorado notablemente ya que la muerte infantil era mucho más alta en décadas anteriores que en la actualidad. Tenemos que empezar a comparar y a dividir los números que nos dan siempre; dándoles un contexto que nos permita ver una imagen completa de todo.

También adquirir otro tipo de perspectiva, es decir; dividir los números con su total vamos a tener un mejor sentido de la proporción y de la perspectiva.

Por último, la ley de Pareto es la ley del 80/20, básicamente el 80% de los resultados vienen del 20% de las causas, por lo tanto, si nosotros queremos generar el mayor impacto en el mundo.

En las muertes infantiles, también debemos verlo de la misma manera; y debemos de detectar cuales son las causas que están generando los resultados negativos y  que queremos cambiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *