Análisis de “El cuerpo habla” de Joe Navarro y Marvin Karlins

El cuerpo habla

"El cuerpo habla"

¿Cómo saber lo que realmente piensan las personas con las que hablas?

Esta entrada trata sobre el libro “El cuerpo habla” (What Every Body Is Saying), escrito por Joe Navarro y Marvin Karlins, publicado en el año 2008, en donde relata que, el lenguaje corporal es importante, o mejor conocido como “lenguaje no verbal”.

Y este es el que incluye muchas otras cosas, como lo es comprender el 60% a 65% de todas las comunicaciones interpersonales, es decir, que es el que más importa, el que da más información, que las propias palabras que decimos.

De hecho, normalmente las personas se preocupan mucho más de las palabras que dicen e intentan mentir, muchas veces con las palabras, utilizan el lenguaje para decir verdades, pero también para mentir y el lenguaje corporal es más difícil de controlar.

el cuerpo habla

El cuerpo habla

En este libro «El cuerpo habla» nos enseña que las personas son más capaces de controlar cognitivamente lo que dicen, que como lo dicen. Entonces toda esa gestualidad, dentro del lenguaje corporal, hace que existan cosas como: las expresiones faciales, los gestos, la forma en que tocas a una persona o que agarres objetos.

También los movimientos físicos, las posturas, el adorno personal, los tatuajes, las joyas, el peinado, el tipo de ropa que llevan puesta, etc. Todo eso importa porque además del contenido hablado, de las palabras que dicen, se transmite la comunicación, entonces, la comunicación no verbal es de suma importancia.

Asimismo, el objetivo principal del lenguaje es entender a otras personas, debido a que la comunicación cada vez es más complicada y la comunicación cada vez se tiene menos, antes todo era comunicación presencial o por teléfono pero ahora son todos los escritos, redes sociales, fotos.

 

Practica la empatía con las demás personas

Entonces, es importante entender mejor a las otras personas, que se sepa empatizar mejor con ellas, porque cuando se empatiza con los demás, es decir, cuando cada quien se pone en los zapatos de la otra persona, y se detecta que esa persona está preocupada o lo que le han dicho le ha provocado estrés.

Las demás personas pueden actuar en consecuencia y no para aprovecharse, si no que se está intentando entender a esa persona, de una manera constructiva, al entender a las otras personas, se puede buscar esas relaciones de “ganar-ganar”.

Por lo tanto, si se entiende a la otra persona, si se logra interpretar correctamente lo que la otra persona siente o está pensando, evidentemente se puede buscar mejores relaciones y situaciones favorables, se necesita seguir leyendo el lenguaje no verbal y a su vez aprender a interpretar a los demás.

Sé un buen observador

Es por eso, que hay que observar alrededor aunque parezca algo obvio, normalmente las personas son pésimas observadoras, todos ven muchas cosas pero no observan, no están absorbiendo esa información y es algo que cada persona debe practicar y luego intentar describirlo.

Puesto que, se tiene que aprender a reconocer y descifrar los comportamientos no verbales, que son universales, es decir, las cosas que se entienden como lógicas y que todo el mundo más o menos reacciona igual, reconocer y descifrar los comportamientos no verbales idiosincrásicos.

Los cuales son, los que pertenecen a cada uno, entonces, hay que aprender a reconocer los gestos típicos y a reconocer los gestos que son personales a cada uno porque cada individuo se comporta de una manera diferente, cada persona tiene una serie de rasgos que son idiosincrásicos, que son de ellos.

Así mismo, cuando se relaciona con los demás, intenta siempre establecer una línea base de comportamientos, esto significa básicamente que, todo individuo se comporta de una manera determinada, es decir, como esa persona se comporta normalmente entonces es mucho más fácil detectar cuando hay un cambio.

Reconoce los gestos de cada uno

Después, se debe intentar buscar en los demás gestos que ocurran a la vez, o que ocurran de forma consecutiva, estar intentando detectar qué gestos suceden a la vez, porque toda persona cuenta con patrones de comportamiento, posteriormente hay que observar si hay alteraciones en el comportamiento de la persona.

Ya que, éstos pueden indicar cambios en sus pensamientos, emociones, su interés o su intención, básicamente que, cuando hay cambios repentinos, es una señal de que pasa algo, es decir, observar si hay alteraciones en el comportamiento de esa persona, eso puede indicar cambios en sus pensamientos.

Después se busca aprender a detectar señales no verbales erróneas o falsas, aprender cuál o cuáles son las señales que nos indican que alguien está mintiendo o señales que son erróneas, que no tienen nada que ver con la secuencia de señales que se tenía hasta el momento.

Aprende a diferenciar el lenguaje corporal...

Así mismo, saber cómo distinguir entre el bienestar y el malestar, ayudará a concentrarse en los comportamientos más importantes para descifrar la comunicación no verbal y clasificar cada señal, después hay que observar a los demás con discreción, es de lógica el analizar a otras personas.

Entonces, se busca identificar conductas no verbales importantes y descubrir su significado, por lo tanto, a través de su gestualidad puede decir algo que se deba entender, de la forma en que se comporta la gente y hay que saber que existen tres formas posibles de comportarse, tales como:

  • Se queda helado o congelado.
  • Se escapa o sale volando.
  •  Lucha

Donde, son esas las tres formas en las que una persona suele responder a la amenaza; y esto pasa así en la naturaleza, siguiendo ese orden, por lo tanto, si se está detectando que está en tensión, eso puede ser un indicativo.

Nos está mostrando que ese sujeto se siente amenazado, porque cuando las personas se enfrentan a situaciones estresantes, normalmente busca hacer una serie de gestos de protección. 

Identifica el nivel de estrés de la persona

Finalmente, es importante lograr que cada sujeto sepa cómo y qué detectar, en este caso la zona del cuerpo, en la que esa persona está intentando apaciguar.

Por ejemplo; si una persona lo hace con un gesto de las piernas o con un gesto de las manos está a un nivel de altura del cuerpo determinado cuanto más arriba esté en el cuerpo estrés más alto es el estrés que el individuo está sufriendo.

Por lo tanto, si ese sujeto se toca o se tranquiliza masajeando las piernas es un nivel de estrés, el que está intentando quitarse, si esa persona se toca cerca del cuello o se toca por la cara, el nivel de estrés es muy superior al otro, sin embargo a veces el individuo nos quieren engañar.

Pero, si es consciente, observador y analítico, toda la comunicación que esa persona está emitiendo, no solo de las palabras sino de la gestualidad, va a dar más información que de otra manera y eso ayuda mucho para aprender sobre el lenguaje no verbal y el lenguaje corporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *