Análisis de “David y Goliat” de Malcolm Gladwell

david y goliat

Esta entrada trata sobre el libro “David y Goliat” escrito por Malcolm Gladwell, publicado en el 2013, donde relata que muchísima gente en este mundo asume que siempre va a ganar aquel que tiene más poder, dinero o más habilidades que aquel que no cuenta con ninguno de estos aspectos, por lo tanto esta en desventaja.

Porque piensan que eso automáticamente lo hace un perdedor, al tener alguna discapacidad o al haber sufrido algún tipo de desgracia. Pero, resulta que esas personas por tener esa discapacidad, o esa desventaja pudiera significar un puntazo a favor de su victoria.

Historia bíblica de David y Goliat

Básicamente, de lo que se habla en esta historia, es de la victoria del pequeño sobre el grande. En épocas muy lejanas, cuando existía el rey de Israel y Judea, los filisteos llegaron al Valle de dicho Reino para plantar batalla y dividir el Reino de Israel.

Una vez allí, llegan los dos ejércitos para enfrentarse, por un lado, los filisteos armados hasta los dientes, y por otro lado el Ejército defensor de Israel. Pero como nadie se decidía a atacar, deciden llegar a una especie de mini acuerdo, en donde escogieron al guerrero más potente de cada ejército para que se enfrentarán.

Entonces, por el lado de los filisteos escogen a Goliat, un gigante de 2 metros de altura y cuyo armamento pesaba de 40 a 50 kg; y por el lado de los Israelitas, se presenta un pastorcillo que se llamaba David, quien era muy bajo de estatura en comparación a Goliat y tampoco llevaba ningún tipo de armamento, tan sólo una lanza.

David no necesitó de armadura

El pastorcillo, sale del medio de sus tropas y va caminando hacia el gigante Goliat, y se queda a una distancia de unos 100 metros de Goliat, e inmediatamente empieza a girar una onda la cual logra alcanzar una velocidad increíble; y se lo dispara a Goliat sin acercarse provocando que Goliat sea derrotado.
 
David no necesitó de armadura, ni de armamento, tan solo con una pedrada logró derribar a los filisteos. Y efectivamente tenía un montón de desventajas que realmente resultaron ser ventajas para David siendo este el ganador del enfrentamiento.

A continuación, analizaremos punto por punto cada una de ellas

Actuaba a su favor: No tenía armadura, no tenía espada, ni ningún tipo de herramienta que le hubiera servido como defensa. Si David hubiera cargado puesto una armadura de aquella época, se le iba a ser muy pesado, lo cual habría provocado que él actúe con mucha lentitud y torpeza. Entonces el hecho de que David, no tuviera armadura ni espada, en realidad eso no era una desventaja para él.

Era pequeño: El hecho de que David fuera pequeño, eso le permitía ser mucho más rápido y mucho más ágil en cualquier ataque.

Solo iba con 4 piedras: Eso muchos lo podrían considerar como una desventaja, porque una onda es un arma muy poco agresiva, pero resulta que David era un Pastor que estaba acostumbrado a utilizar la onda para defender a su rebaño y por eso tenía muchísima precisión.

Y además, se calcula, que esa onda hace que esa piedra pueda salir disparada a más de 200 km por hora, lo cual por ende, provocó la muerte de Goliat.

Las desventajas que percibimos de Goliat como ventajas

  • Al ser Goliat un gigante, puede ser que haya padecido de acromegalia, esta condición afecta a la visión, por ende, era una desventaja para Goliat, ya que a lo mejor tenía problemas de visión y le dificulto ver a David, que le estaba preparando una pedrada con la onda, es decir; debido a su condición de gigante no tenía buena visión.
  • Tenía experiencia en batallas, estas experiencias previas le permitían creer que David se acercaría a él y tendrían un combate cuerpo a cuerpo, pero David no fue convencional en su estrategia y Goliat no se esperaba su ataque.
  • Goliat iba con más de 50 kilos de armadura, esto lo inmovilizaba a pesar de ser muy fuerte, a tal punto de que llegó con ayuda de otra persona al centro de la batalla.

¿Cómo las desventajas que percibimos en nuestras vidas, se pueden convertir en ventajas?

1. La primera desventaja que tenemos al enfrentarnos a retos, es decir; que no tenemos las habilidades necesarias para ganar aquello que deseamos o que queremos desarrollar, esto se convierte en una ventaja al aplicar tácticas inesperadas.

Ya que, al enfrentarnos a un nuevo reto y no tener las tácticas convencionales o habilidades necesarias, nos hace mirar ese reto de manera diferente y nos hace crear nuevas estrategias, nuevas formas de ganar, nuevas tácticas, que se adapten a nosotros, esto puede tomar por sorpresa a nuestro contrincante.

2. La segunda desventaja, es tener menos que nuestro oponente, hay un punto en que la acumulación de recursos deja de ser una desventaja para convertirse en una ventaja. Nosotros debemos de pensar que a lo mejor no tenemos todas las herramientas o habilidades y a lo mejor nuestro oponente tiene mucho más que nosotros.

Pero debemos de tener en cuenta, que eso no es una desventaja y entender que hay un punto intermedio; en que las cosas se igualan y las personas que tienen demasiado de algo, seguramente se le está dificultando más de lo que parece el conseguir los resultados.

Puedes sobresalir siendo pequeño

3. Otra desventaja, es ser un pez grande en un nicho pequeño o en un estanque, es una gran ventaja, muchas veces nosotros pensamos que pertenecer a algo grande es una ventaja, pero debemos de empezar a pensar diferente ya que al estar en nichos muy grandes donde hay mucha competencia, empezamos a compararnos. 
 

Y vemos que hay gente más potente que nosotros y eso hace que nuestra confianza baje, por el contrario; si estamos en algo más pequeño podremos sobresalir, nuestra confianza aumenta y nuestras posibilidades de éxito también. Ser un pez pequeño en un océano muy grande no nos hace mejores, por eso debemos quitarnos esas ideas de la mente, es más fácil crear nuestro propio océano.

Desventajas que nadie quiere, pero pueden ser dificultades deseables

Hay dos tipos de aprendizajes que son:

Aprendizaje de capitalización: Básicamente somos buenos en algo y lo que hacemos es capitalizarlo, es decir volvernos mejor en algo, explotar nuestras ventajas al máximo, nos especializamos en aquello que somos buenos, como nuestras fortalezas.

Y el aprendizaje de compensación: Que es el deseable, el que deberíamos desarrollar, porque nos permite detectar aquello en lo que no somos buenos; y lo que nos obliga es a desarrollar otra habilidad para compensarlo.

Una cosa no deseable es el ser desagradable para los demás, es decir; no ser aceptados por nuestro entorno, por ejemplo el fundador de Ikea, era desagradable para la gente de su época porque vendía más barato, y su competencia quiso boicotearlo.

Pero Ingvar pensó rápidamente, y llevó toda su producción de la fabricación de sus muebles a Polonia, donde le fue muy bien, el ser desagradable, el no llevarnos bien con nuestro entorno en teoría es algo no deseable; pero si lo hacemos correctamente nos puede generar muchos beneficios.

Los traumas también te servirán para alcanzar el éxito

Otra discapacidad es el trauma, una persona que ha pasado por un evento traumático puede dejarlo en una mejor posición para tener éxito, hay un estudio que dice; que la mayoría de personas exitosas han perdido a sus padres antes de los 20 años. Según la teoría del libro los traumas a los que una persona se enfrenta les sirve para entenderse así mismo y ser más fuertes.

Está claro que perder un padre no es bueno pero ese trauma, esa experiencia se puede considerar como una experiencia que nos permite fortalecernos. Cuando tengamos una dificultad, como una discapacidad de dislexia o que se nos muera nuestro padre o ambos, es una situación no deseable.

La dificultad te hará más fuerte y resistente

Pero, debemos de entender que a partir de eso podemos construir algo muy poderoso, construir una personalidad mucho más sólida, mucho más resistente. Si bien es cierto, que no podemos verlo como algo positivo, sino como algo que puede construir nuestra resistencia, no como algo que nos hunda sino como algo que nos busca a ser más fuertes.

Básicamente, cuando no tenemos nada que perder, también nos puede servir para hacer cosas que pueden parecer desesperadas, pero como no tenemos nada que perder, lo que podemos hacer es no jugar con la regla de Goliat, sino crear nuestra propia regla de David, y hacer cosas que moralmente a los grandes se les vea mal, pero a nosotros se nos vea bien.

david y goliat

¿Si resulta que ser David puede ser mucho más ventajoso en la mayoría de las ocasiones como es que nunca hemos cambiado la forma de ver la historia de las situaciones David y Goliat?

Lo primero es contra intuitivo, porque siempre estamos asumiendo que el más grande, es el que tiene más dinero, más armas, siempre tiene que ganar, es algo que lo vemos por instinto; y es difícil para nosotros adaptarnos a la idea, de que la victoria de alguien más pequeño, de alguien que no tiene armas puede ganarle a un gigante.
 

Lo segundo, es que es mucho más fácil medir la ventaja que podemos ver, es decir si alguien tiene mucho más que nosotros, esa persona tiene muchas más posibilidades de ganar.

Debemos de evaluar si realmente hay cosas que nosotros tenemos como traumas, discapacidades; como deficiencias, que ahora vemos como desventajas, y que podrían ser ventajas si lo vemos de la forma adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *