Análisis de “Dar y recibir” de Adam Grant

dar y recibir

Dar y Recibir

Esta entrada trata sobre el libro “Dar y recibir”, escrito por Adam Grant, publicado en 2014, en donde dice que inicialmente se hace referencia a ese factor, que diferencia a las personas y que puede llevar a las personas a tener éxitos brutales, porque hay tres tipos de interacciones tales como: “reciprocidad”.

Dependiendo del estilo de reciprocidad que cada uno aplique, es importante para definir si se va a tener éxito o no, entonces esos tipos de interacciones son: Los que reciben  son los que dan y otros son los que igualan, y los que reciben o los que toman, que dirían básicamente que creen que el mundo es un sitio.

Un lugar competitivo en el que hay que competir, en el que hay que ganar al otro, creen que el éxito se trata de ser mejor que los demás, sienten que están en constante competencia con los demás, que tienen que probar al mundo, que tienen que auto-promocionarse, presumir delante de los demás para asegurarse de que todo el mundo les de créditos.

dar y recibir

Serie de herramientas clave para el éxito: pasión, trabajo duro, talento y suerte.

Por lo que hacen o por lo que consiguen, todas las acciones que los que reciben es el título, en cambio los que reciben todas sus acciones, siempre están alineadas con una serie de preguntas que se hacen, una pregunta que se hacen habitualmente los que reciben son: ¿Qué gano yo?, ¿Si esta acción se lleva a cabo va a representar algún valor?.

Como también, ¿Qué es lo que yo gano con eso?, ¿nos va a sumar algo?, ¿va a mejorar?, ¿va a valer la pena que se le dedique tiempo y energía a esas cosas?; así es como piensan los que reciben; son personas calculadoras, cautas, se intentan auto-proteger, siempre están cuidando a sí mismas y se aseguran de que nunca los dejen atrás.

De acuerdo entonces, la reciprocidad, en el caso de los que reciben, siempre va en una dirección que es la propia; otro estilo es el de los que dan, los que piensan que el mundo es un lugar que puede ser amistoso, creen en el éxito, mediante la ayuda a otros proyectan, su ayuda en los demás y crean situaciones ganar-ganar.

Conoce a las personas

«Dar y recibir» dice que, ellos buscan optar a los demás y de esa manera crear situaciones ganar-ganar, les interesa asegurarse de que sus acciones van a mejorar algo en los demás, genuinamente sienten interés por ayudar a los demás, pues esos que dan son los  beavers.

Donde dicen que los que dan no actúan con maldad, no tienen un plan oculto, si alguien necesita de su ayuda no se lo piensan y  brindan ayuda, son personas que disfrutan ayudando a los demás sin la expectativa de esperar nada a cambio.

Posteriormente, un tercer tipo serían los que igualan, los másters o los que están buscando el equilibrio o en la igualdad, operan en un principio de justicia, ayudan a los demás también pero lo hacen a la vez que intentan protegerse a sí mismos mediante la búsqueda de reciprocidad.

Hay personas que dan, que reciben y otras que igualan

Es decir, si se es un igualador a alguien, que igual a lo que haces es siempre dar algo pero buscar un intercambio de favores, estas personas son los que igualan los que están igualando, buscan ese estilo de reciprocidad en el que yo te dejo probar mi plato tú me dejas probar el tuyo.

Ellos seguramente van a disfrutar mucho y se van a sentir bien dándote algo a cambio, entonces si se le quita algo a un igualador, ellos te van a envidiar también y van a intentar igualar y ponerse a pares la próxima vez.

Por lo tanto, todos los estudios que se han realizado sobre las personas que tienen éxito de varios tipos, hay personas que dan, hay personas que reciben y hay personas que igualan, pero de qué tipo de persona, de qué tipo de personalidad, de qué tipo de estilo creen que son la mayor parte de las personas que tienen éxito en esta vida.

Las personas que les gusta dar, tienen mayor éxito en la vida

Pues resulta que la mayor cantidad de personas que tienen éxito en esta vida lo tienen porque son personas “que dan”, personas que son generosas, que dan más de lo que obtienen, que de verdad quieren ayudar a los otros, se esfuerzan en hacer más felices a los demás. 
 

Y está demostrado que obtienen mejores notas, que son más productivos, que si son vendedores venden más, etc., las personas que dan son las que se convierten en los mayores campeones, son las que más éxito tienen. Básicamente por una razón, puesto que los que se acostumbran a dar, a ser generosos tienen mejor reputación.

Porque son personas que al desarrollar su reputación, sus relaciones y la red de contactos adecuada, lo que hacen es ampliar el éxito de otras personas por naturaleza, entonces lo que hacen es ayudar a otras personas y expanden su red de contactos y siguen ayudando cada vez a más personas, esto es mediante las reglas de la reciprocidad.

Esto ayuda a equilibrar el equipo

Cabe mencionar que, las reglas de la reciprocidad funcionan de la siguiente manera: cuando una persona queda con reputación de generoso, que busca situaciones de ganar-ganar y ayudar a otros; entonces el equipo en el que hay más gente, ese es el equipo de los que equilibran, de los que igual vale si tú les das, ellos te dan si tú les quitas ellos te quitan.

Buscan ese equilibrio, entonces si se imagina de nuevo que hay una persona de esas generosas, de las que dan. Entonces sucede que todos los que equilibran, todos los otros el equipo 3 (los que son equilibrados), los que buscan el quid pro quo, entonces se encuentran con alguien que da y que sienten la inclinación de devolverle el favor.

Por lo que, si es una persona que iguala y entonces ayuda sin esperar nada a cambio, va a ser una persona que equilibra, porque se siente en la necesidad de devolverle el favor porque busca equilibrar. Entonces ellos, los que equilibran, van a buscar siempre dar a los que dan y quitar a los que quitan.

Es importante que exista buena química con cada persona..

Por lo tanto, esas son las reglas de la reciprocidad y es por eso que los que dan, los que son generosos, los que buscan dar a los demás sin buscar nada a cambio, esas personas entran en una dinámica más positiva en la que no sólo dan sino que mediante las leyes de la reciprocidad también reciben.
 

En conclusión, tanto en la mayoría de las situaciones la gente va a buscar ese quid pro quo, pero siempre va a haber casos de alguien que se ha aprovechado, pues se ha sentido la necesidad de decir, se lo tengo que hacer pagar como sea, o si alguien te ha ayudado te has sentido en deuda con esa persona.

Entonces si las personas sienten eso, cada uno es una persona de las que equilibran, una persona equilibrada vale, pero evidentemente es más importante que exista una buena química con personas que sean generosas, y están dando en ese equipo.

Las personas que dan, siempre tendrán mayor ventaja

Por lo tanto, si eres miembro de un equipo y hoy en día es más que factible que así sea, entonces es cada vez más común que las personas que dan tengan una inmensa ventaja sobre los otros tipos, sobre los que reciben o sobre los que equilibran. 
 

Los que dan tienen una mayor ventaja, porque cuando trabajan con otras personas consiguen atraer oportunidades, consiguen además demostrar su valor y la valía también de sus compañeros, construyen confianza, construyen una buena comunicación y eso ayuda a acrecentar su reputación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *